Aceros Inoxidables

Los Aceros Inoxidables se caracterizan por ser resistentes a la corrosión, debido principalmente a su elevado contenido de cromo. En términos generales los Aceros Inoxidables se clasifican, de acuerdo a su estructura metalográfica, en: Ferríticos, Martensíticos, Austeníticos y Duplex, cada uno con sus respectivas aleaciones y propiedades particulares.

Este tipo de aceros se utiliza en diversas aplicaciones y tipos de industria, entre las que podemos señalar la industria Alimenticia, Vitivinícola, Celulosa y Papel, Minería, y la industria Metalmecánica en general.

Dentro de las principales ventajas que tiene su utilización están:

  • Resistencia a la corrosión en gran variedad de condiciones adversas.
  • Fácil mantenimiento, lo que conlleva a un ahorro de dinero a largo plazo.
  • Apariencia muy agradable.
  • Aptos para servicio en un amplio rango de temperaturas de servicio, lo que los hace aptos para una gran variedad de aplicaciones, desde criogénicas hasta requerimientos a temperaturas relativamente altas.
  • También ofrecen una amplia variedad de resistencia mecánica según el grado.
  • Algunos grados de aceros inoxidables (sobre todo de los superausteníticos) compiten con las superaleaciones, pero con la ventaja de un costo mucho más accesible.